Aromaterapia

Utilización de aceites esenciales con fines terapéuticos

Es una “bioquimioterapia” natural sofisticada que se apoya sobre la relación existente entre los componentes químicos de los aceites esenciales y las actividades terapéuticas que resultan de los mismos.

Se basa en una metodología rigurosa que se inspira en datos científicos sólidos confirmados tanto por la clínica como por el laboratorio. Es una terapia natural de calidad superior y de prodigiosa eficiencia. Complementa muy bien todas las otras perspectivas alternativas o alopáticas. Bajo la condición de usar aceites esenciales auténticos y además saber hacerlo correctamente, se obtienen a menudo unos resultados estupendos.

Todos los seres vivientes tienen una fuerza vital, una energía o alma que es imposible atrapar o ver. Es esta fuerza vital que, en los seres humanos, es tan maravillosa e imponente, cuando nos paramos un momento a pensar en la realidad extraordinaria de nuestros cuerpos. Es esta corriente vital la que sigue allí incluso cuando nuestros cuerpos están enfermos, dándonos fuerzas para recobrar la salud.

Se necesita 250 kg. de flor de lavanda para la obtención de un 1kg. de esencia pura.

La fuerza vital de una planta es también algo que no se puede ver ni tocar, pero se ha dicho que está contenida en el aceite esencial de la planta. Es esta fuerza vital la que introducimos en el cuerpo a través de la aromaterapia. Cada aceite tiene sus propios efectos curativos sobre determinadas partes del cuerpo y sus sistemas.

Se ha dicho de los aceites esenciales que son en realidad las hormonas de las plantas. Las hormonas que producimos nosotros durante toda nuestra vida y sin las que no podríamos vivir, también se encuentran en cantidades muy pequeñas, de la misma manera se necesitan 10 cubos llenos de pétalos de azahar para extraer un solo dedal de aceite esencial de nerolí. Y de la misma manera por la que nuestras glándulas producen distintas hormonas que inciden sobre nuestros sistemas corporales, las hormonas de las plantas son capaces de producir distintas reacciones cuando se utilizan correctamente.